Volver a los detalles del artículo Volatilidad del tipo de cambio en México: ¿Síntoma de la enfermedad holandesa? Descargar Descargar PDF